¿Cómo tranquilizar a un gato pequeño?

Comportamiento de los gatitos asilvestrados

Los gatos suelen ser criaturas independientes, por lo que su día a día no debería cambiar en exceso aunque tu rutina cambie, por ejemplo, porque dejes o empieces a trabajar desde casa. Sin embargo, algunos gatos pueden sentirse estresados por los cambios de rutina, por lo que es importante conocer los signos de un gato angustiado y cómo puedes ayudarle.

1. Para sentirse seguro, su gato necesita tener su propio espacio y una forma fácil de escapar si todo es demasiado. No le agobies ni le alborotes; por el contrario, dale espacio para que se aleje y haga sus cosas, y espera a que vuelva por sus propios medios cuando esté preparado.

2. Tu instinto podría ser el de consolar a tu gato estirando tu brazo para acariciarlo, pero podría ver esto como una amenaza y arremeter con garras o dientes. En lugar de eso, dale algo de espacio y vigílalo desde algún lugar cercano, y deja los mimos para un momento más relajado.

3. Una vez que su gato parezca menos estresado y más parecido a su forma de ser habitual, intente que juegue a distancia. Utiliza una caña de pescar o haz rodar una pelota para que participe si ya no siente que hay peligro.

Socialización del gato

El comportamiento y el carácter de un gato están formados por una compleja mezcla de influencias relacionadas con la especie, la genética del individuo y sus experiencias como gatito. Estos elementos crean la personalidad única del gato: audaz, confiado, reactivo o sociable, por ejemplo. La mayoría de los gatos adultos, con una educación doméstica adecuada, son lo suficientemente seguros de sí mismos como para enfrentarse a lo que la vida les depare.  Sin embargo, si un gato no está expuesto a toda la gama de acontecimientos domésticos normales a una edad temprana, puede huir de las cosas más inocuas.

Lee más  ¿Cómo sacarle los gases a un bebé dormido?

El instinto de supervivencia altamente desarrollado del gato le permite evaluar el peligro rápidamente y actuar en consecuencia. La respuesta a ese peligro percibido suele ser la huida, en lugar de quedarse parado y luchar. Algunos gatos también nacen con una predisposición al comportamiento ansioso e incluso con la oportunidad de socializar a la edad adecuada, no aprenden que la vida doméstica está comparativamente libre de peligro.

Un estado de ansiedad significa que el gato experimenta una emoción, sobre todo en situaciones desconocidas, que es una anticipación aprensiva de que algo malo ocurra. Este sentimiento puede aumentar hasta convertirse en miedo si se confirma que un estímulo específico, a través de la propia evaluación mental del gato, es peligroso.

¿A los gatos les gusta la música?

Naturalmente, querrá demostrarle a su gato que está seguro y es bienvenido en la nueva casa, pero también tendrá que ser paciente. Su gato se adaptará a la nueva casa a su manera, en su momento, y le agradecerá que se lo permita.

Si su nuevo gato es un poco tímido, preferirá una habitación tranquila donde pueda visitarlo y sentarse con él de vez en cuando mientras se acostumbra a su nuevo entorno. Algunos gatos confiados y amistosos pueden sentirse cómodos en la sala de estar si les gusta estar cerca de la gente, pero, en un nuevo entorno, seguirán necesitando tiempo y espacio para asegurarse de que su entorno es seguro, y para averiguar dónde está todo lo que necesitan.

Disponer de diferentes opciones para esconderse es fundamental para ayudar a un gato a establecerse en un nuevo entorno. Estos lugares pueden ser debajo de la cama, dentro de un armario o incluso dentro de cajas de cartón que se pueden colocar en diferentes lugares de la habitación. Es una buena idea hacerlos acogedores, cómodos y privados utilizando camas para gatos, iglús y mantas. Cuando un gato vaya a uno de sus escondites, es mejor dejarle en paz. Lo más probable es que haya ido allí para sentirse más seguro y protegido.

Lee más  ¿Qué diferencia hay entre la leche 1 y 2?

Gato enloquecido

Tanto si eres un amante de los gatos como si no, nadie quiere lidiar con un gato alterado y agitado. Si un gato se estresa, puede desarrollar problemas de comportamiento, como evitar la caja de arena. Los gatos se alteran por muchas cosas: los viajes en coche, las visitas al veterinario, el ruido de las tormentas fuertes, los extraños en la casa, un gato extraño fuera de la casa, o una variedad de otras cosas. Si un gato está tan alterado que gruñe, maúlla horriblemente o corre frenéticamente por la habitación buscando un escondite, puede que necesite su ayuda para volver a la calma. Comience a intentar calmar a su gato controlando su entorno y dándole algo de espacio. Si esto no funciona, es posible que tenga que consultar a su veterinario sobre las opciones médicas que podrían ayudar a su gato.

Resumen del artículoPara calmar a un gato que está agitado, utilice una voz tranquila, atráigalo hacia usted con comida e intente acariciarlo suavemente desde el puente de la nariz hacia arriba. También puedes trasladar a tu gato a un espacio tranquilo envolviéndolo fuertemente en una toalla con sólo su cabeza asomando para que no te arañe o muerda. En el caso de los gatos que se ponen nerviosos con frecuencia, busca soluciones a largo plazo, como collares o sprays con feromonas calmantes. Por último, hay medicamentos que el veterinario puede recetar para la ansiedad a corto y largo plazo, como sedantes para los viajes en coche o antidepresivos para la ansiedad. Para saber más de nuestro coautor veterinario, como por ejemplo cómo determinar qué es lo que pone nervioso a tu gato, ¡sigue leyendo el artículo!

Lee más  ¿Cuántas veces al día debe comer un bebé de 1 mes?