¿Qué pasa si un bebé no come a sus horas?

Recomendaciones para la lactancia materna

Hay muchas razones por las que tu bebé puede ser reacio a alimentarse. Esto no significa que no estés haciendo un buen trabajo como madre. No te pongas demasiada presión para saber todas las respuestas de inmediato y habla con tu matrona o visitador médico si tienes alguna duda o preocupación, o si buscas formas de hacer que la alimentación sea más cómoda.

Todos los bebés son diferentes, pero es muy común que los bebés no se alimenten mucho en las primeras 24-48 horas, y algunos no se adhieren en absoluto. Sin embargo, a partir de los 2-3 días los bebés deberían estar mucho más despiertos y alimentarse en ráfagas más frecuentes (aunque probablemente irregulares), al menos 6 veces en 24 horas.

Al principio puede ser muy difícil acostumbrarse a la lactancia materna y es posible que te preguntes si tu bebé ha tomado suficiente leche; puede ser muy difícil juzgar la cantidad de leche materna que ha tomado tu bebé, pero los bebés son muy listos y tienes que tener algo de fe en que tu bebé sabe si necesita más leche. Si crees que tu bebé no está tomando suficiente leche, debes tener en cuenta algunas señales.

Comedores quisquillosos

Claire Drummond no trabaja, asesora, posee acciones ni recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

¿Cuántas veces hemos oído que el desayuno es la comida más importante del día? Hay pruebas abrumadoras que sugieren que lo es, especialmente para los niños. Se ha demostrado que desayunar mejora el comportamiento de los niños en la escuela, y los malos hábitos alimenticios pueden perjudicar el crecimiento y el desarrollo de los adolescentes.

Lee más  ¿Cómo se le llama a una persona que llora con facilidad?

A corto plazo, tomar un desayuno de buena calidad puede aumentar la sensación de alerta y la motivación para aprender. La alta rotación metabólica y el rápido ritmo de crecimiento de los niños hacen que necesiten una nutrición óptima. Tienen una mayor demanda de sus reservas de glucógeno (o energía) durante la noche mientras duermen, y como generalmente duermen más tiempo que los adultos, los niños tienen un mayor tiempo de «ayuno» (mayor tiempo sin comida durante la noche). Por lo tanto, tomar un desayuno nutritivo es especialmente importante para proporcionar combustible para la oxidación de la glucosa.

La mala alimentación del bebé

Al igual que tú, tu bebé pierde el apetito cuando se siente un poco mal o no se siente bien. Por eso, si tu bebé está resfriado o tiene dolor de garganta, o si le están saliendo los dientes, puede dejar de comer. También es posible que esté demasiado cansado para comer.

Si tu bebé está bien y toma el pecho o la leche de fórmula, puede ser que simplemente no tenga hambre. El apetito de los bebés varía de un día a otro y de una comida a otra. Es posible que tu bebé no haya estado tan activo como de costumbre. Es posible que haya pasado una noche agitada con tomas nocturnas más frecuentes, lo que significa que tendrá menos apetito para los alimentos sólidos durante el día.

Si le ofreces a tu bebé alimentos que son nuevos para él, es posible que los rechace al principio. Mientras que los bebés más pequeños suelen comer con gusto muchos alimentos diferentes en los primeros días del destete, los bebés mayores son más propensos a rechazar los nuevos sabores y texturas.

Lee más  ¿Dónde ver caricaturas de los 80?

A los bebés les suelen gustar los sabores dulces, por lo que es posible que tu bebé rechace los alimentos ácidos o amargos. Esto incluye las verduras de sabor fuerte, como la col rizada, las coles de Bruselas o los berros. A pesar de ello, intenta no limitarte a lo que sabes que le gusta. En cambio, sigue ofreciéndole una variedad de alimentos. Es normal que tu bebé desconfíe de los alimentos nuevos, así que prepárate para ofrecerle algo nuevo hasta ocho veces antes de que lo acepte.

Alimentación del recién nacido

Cuando tu bebé cumpla 6 meses, estará listo para que le introduzcas los alimentos sólidos. Si tu pequeño come, estarás orgulloso, pero la mayoría de los bebés no aceptan la transición rápidamente. Aunque los bebés disfrutan del hecho de hacer algo nuevo, cuando empiezan a comer sólidos, es un proceso desordenado y conlleva muchas rabietas y confusión. Los bebés exploran nuevos sabores, nuevas texturas, etc., pero a veces también rechazan la comida. Pero no hay por qué preocuparse, ya que hay muchas razones por las que tu bebé no come y no es necesario que lo lleves corriendo al médico. En este artículo, hablaremos de algunas de las razones por las que tu bebé rechaza la comida y también te daremos consejos para alimentarlo. Sigue leyendo para saber más.

Puede ser preocupante ver que tu bebé no come bien. No es capaz de decirte lo que le molesta y te resulta difícil deducir la causa. Estas son las posibles razones por las que tu bebé puede rechazar la comida:

Alimentar a tu bebé con demasiados líquidos puede ser una de las razones por las que rechaza la comida. Tanto si se trata de un zumo como de leche materna, si has alimentado a tu bebé con demasiado líquido justo antes de darle alimentos sólidos, el bebé rechazará la comida.

Lee más  ¿Por qué vamos al cementerio?