¿Cuáles son las ventajas de la automatización industrial?

Componentes de la automatización industrial

Cada vez es más importante que los fabricantes adopten la automatización industrial y las capacidades de fabricación inteligente para agilizar la producción y aumentar los márgenes de beneficio. Los fabricantes pueden beneficiarse en gran medida de los procesos de automatización industrial para reducir el tiempo de inactividad y ofrecer servicios centrados en el cliente.

En el pasado, los productos estaban más estandarizados. Las señales de la demanda eran consistentes y predecibles. Las cadenas de suministro y los sistemas subyacentes eran sencillos. Los procesos existentes eran capaces de cumplir los estándares de eficiencia y calidad exigidos por los clientes.

Hoy, la economía mundial se ha interconectado. Los consumidores se han vuelto más exigentes en su selección de bienes y servicios. Esto está obligando a los ciclos de la demanda a reducir sus tiempos de entrega y a producir más productividad. Las tendencias dinámicas del mercado están obligando a los fabricantes a entregar productos de calidad en menos tiempo.

Además, el mercado está inundado de nuevos competidores. Intentan ganar su cuota en el lucrativo mercado industrial. Y están dispuestos a utilizar cualquier tecnología o plataforma para crear una propuesta de venta única que pueda vencer a sus competidores.

Objetivos de la automatización en la industria manufacturera

La automatización industrial es el uso de sistemas de control, como ordenadores o robots, y de tecnologías de la información para el manejo de diferentes procesos y maquinarias en una industria, con el fin de reemplazar al ser humano y dar lugar a la reducción de los costes de fabricación y al aumento de la productividad.

Alta precisión de la información – La incorporación de la recogida de datos automatizada puede permitirle recoger información clave sobre la producción, mejorar la precisión de los datos y reducir los costes de recogida de datos.  Esto le proporciona los datos para tomar las decisiones correctas cuando se trata de reducir los residuos y mejorar sus procesos.

Ventajas de las pruebas de automatización

En los últimos 20 años, la tecnología ha cambiado la naturaleza de la fabricación. Antiguamente, la fabricación se realizaba a mano por personas. Ahora que los ordenadores y la tecnología han penetrado en la industria, la automatización se ha convertido en la ventaja competitiva en el mundo de la fabricación actual. La automatización ha permitido a las empresas fabricar productos en masa a velocidades extraordinarias y con gran repetibilidad y calidad. La automatización se ha convertido en un factor determinante para que una empresa siga siendo competitiva en la industria manufacturera. Aunque la automatización está estableciendo constantemente los estándares de la industria y tiene muchas ventajas, también hay algunos aspectos negativos sobre la automatización.

Aunque la automatización se ha convertido en un recurso para seguir siendo competitivo en la industria manufacturera, definitivamente hay algunos factores que se deben tener en cuenta para ser competitivo y obtener un retorno de la inversión. Dependiendo de las operaciones, la automatización puede o no ser una buena opción. Si se trata de una operación pequeña con bajas cantidades de producción, la inversión inicial de comprar una máquina automatizada no sería económica. Por otro lado, si la operación tiene una instalación más grande con muchos empleados en el taller dos fabrican tiradas medianas y grandes, las máquinas automatizadas serían más adecuadas.

Control de la automatización industrial

Disponer de automatización industrial es una necesidad obvia, pero cuando se trata de contar las ventajas, hay mucha zona gris. Y una gran parte de esa zona gris se reduce a lo bien que esté configurada la automatización de una instalación. El hecho de que una instalación cuente con tecnología de automatización, no significa que sea lo suficientemente buena para sus procesos o sus objetivos.

¿Cómo podemos hacer más con lo que tenemos? Cuando se trata de aumentar las tasas de producción, es beneficioso examinar el diseño de todo el sistema, encontrar los cuellos de botella y trabajar para superarlos. Un buen sistema de automatización se ocupa de estos aspectos.

Un ejemplo sencillo de cuello de botella en la producción es la forma de dosificar los ingredientes. Supongamos que tiene un producto compuesto por diez ingredientes diferentes y que el sistema actual dosifica cada ingrediente por separado. Un sistema de automatización que dosifique los diez ingredientes al mismo tiempo aumentará la velocidad de cada una de las series de producción.

Con su sistema de automatización actual, ¿cuánto tiempo se tarda en identificar un fallo o una avería en el sistema y en remediar la situación? A menudo, aumentar la productividad significa reducir el tiempo de inactividad, ya que cuando no se trabaja, no se produce. Con un sistema de automatización bien configurado, un fallo o una avería puede hacer que aparezca una notificación para informar al responsable de las instalaciones de que hay un problema. Un buen sistema de automatización también puede realizar diagnósticos y solucionar problemas. Resolver los problemas de producción antes de que se conviertan en problemas puede aumentar significativamente la productividad.