¿Cuáles son las funciones politicas del Estado?

Función de la política en la sociedad

La ideología ha resurgido como un importante tema de investigación entre los psicólogos sociales, de la personalidad y políticos. En esta revisión, examinamos la teoría y la investigación recientes sobre la estructura, los contenidos y las funciones de los sistemas de creencias ideológicas. Comenzamos definiendo el constructo y situándolo en un contexto histórico y filosófico. A continuación, examinamos diferentes perspectivas sobre cuántas (y qué tipos de) dimensiones utilizan los individuos para organizar sus opiniones políticas. Investigamos (a) cómo y hasta qué punto los individuos adquieren los contenidos discursivos asociados a diversas ideologías, y (b) las funciones socio-psicológicas que estas ideologías cumplen para quienes las adoptan. Nuestra revisión pone de relieve las “afinidades electivas” entre las necesidades situacionales y disposicionales de los individuos y los grupos y la estructura y los contenidos de determinadas ideologías. Por último, consideramos las consecuencias de la ideología, especialmente en lo que respecta a las actitudes, las evaluaciones y los procesos de justificación del sistema.

Función del Estado

La ciencia política se centra en la teoría y la práctica del gobierno y la política a nivel local, estatal, nacional e internacional. Nos dedicamos a desarrollar la comprensión de las instituciones, las prácticas y las relaciones que constituyen la vida pública y los modos de investigación que promueven la ciudadanía.

La teoría política se ocupa principalmente de los fundamentos de la comunidad y las instituciones políticas. Se centra en la naturaleza humana y en los fines morales de la asociación política. Para aclarar estos conceptos, los teóricos de la política se basan en escritos políticos perdurables desde la antigua Grecia hasta el presente y en diversos escritos de filósofos morales. La teoría política también se centra en la investigación empírica sobre el funcionamiento de las instituciones políticas en la práctica. En este caso, los teóricos políticos someten las creencias sobre la vida política recogidas en importantes escritos políticos a un nuevo examen a la luz del comportamiento humano actual. En cualquiera de los casos, la teoría política pretende, en última instancia, profundizar en el pensamiento político e impulsar a los ciudadanos a una acción política responsable y creativa.

Ejemplo de función política

Este artículo aborda la imbricación de los valores y prácticas institucionales consuetudinarios y liberales en Timor Oriental. Sostiene que los enfoques dominantes para pensar en la comunidad política y el Estado pasan por alto la importancia de las fuentes comunitarias de valores políticos, situándolas fuera de un intercambio serio y no proporcionando una forma de pensar seriamente en la negociación de la vida política a través de la diferencia radical. No obstante, se está configurando una “ecología de las relaciones” que no se describe ni en los marcos liberales ni en los consuetudinarios. La naturaleza de la comunidad política en Timor Oriental dependerá de cómo se desarrollen estas relaciones y de si se negocian a través de zonas de sombra no reconocidas o de formas de intercambio más accesibles. Los intercambios en torno a ámbitos de interacción podrían dar contenido a la construcción de la nación y fomentar la participación y la responsabilidad. Los pueblos son fundamentales en este contexto.

3La coexistencia de normas de gobernanza es un reto profundo, pero no es en sí el problema. Más bien, lo importante es la naturaleza y los efectos particulares de la “ecología de las relaciones” (Descola, 2013) creada por su interacción: qué dinámica de poder se habilita, quién queda excluido y si las relaciones se configuran de manera relativamente abierta al debate y al intercambio o no se reconocen ni rinden cuentas. Es probable que la naturaleza de la comunidad política de Timor Oriental y el carácter de su funcionamiento como Estado estén determinados fundamentalmente por la forma en que se desarrollan estas lógicas de gobierno entrelazadas y movilizadas por diversos intereses. Además, estos compromisos son importantes no sólo para el gobierno central, sino que están en juego quizás con mayor intensidad a nivel comunitario, en las aldeas (Cummins, de próxima publicación). Los procesos de debate e intercambio en torno a ámbitos concretos de interacción podrían dar contenido a los esfuerzos de construcción de la nación y a los valores democráticos de participación, responsabilidad y respeto que Timor Oriental ha adoptado constitucionalmente. En este contexto, es importante tomar en serio los valores comunitarios y consuetudinarios predominantes, como fuentes genuinas de vida política, y tomar en serio a las aldeas, como lugares clave de la práctica de la gobernanza emergente y como fundamentales para la experiencia y el bienestar de las personas.

Funciones de la organización política

Un Estado es una organización política centralizada que impone y hace cumplir normas a una población dentro de un territorio. No existe una definición indiscutible de Estado[1][2] Una definición muy utilizada del sociólogo alemán Max Weber es que un “Estado” es una entidad política que mantiene el monopolio del uso legítimo de la violencia, aunque no son infrecuentes otras definiciones[3][4] Un Estado no es sinónimo de gobierno, ya que existen gobiernos sin Estado como la Confederación Iroquesa[5].

En una unión federal, el término “estado” se utiliza a veces para referirse a las entidades políticas federadas que componen la federación. (Otros términos que se utilizan en estos sistemas federales pueden ser “provincia”, “región” u otros).

La mayor parte de la población humana ha existido dentro de un sistema estatal durante milenios; sin embargo, durante la mayor parte de la prehistoria las personas vivían en sociedades sin estado. Las primeras formas de Estado surgieron hace unos 5.500 años, cuando los gobiernos adquirieron capacidad estatal junto con el rápido crecimiento de las ciudades, la invención de la escritura y la codificación de nuevas formas de religión. Con el tiempo, se desarrollaron diversas formas de Estado, que utilizaron muchas justificaciones diferentes para su existencia (como el derecho divino, la teoría del contrato social, etc.). En la actualidad, el Estado-nación moderno es la forma de Estado predominante a la que están sometidos los pueblos[6].