¿Cuánto ha crecido la economía en 2021?

Crecimiento de la economía estadounidense en 2021

Se prevé que la economía mundial crezca un 5,9% en 2021 y un 4,9% en 2022, lo que supone un descenso de 0,1 puntos porcentuales para 2021 respecto a las previsiones de julio. La revisión a la baja para 2021 refleja una rebaja para las economías avanzadas -en parte debido a las interrupciones de la oferta- y para los países en desarrollo de bajos ingresos, en gran parte debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia. Esto se ve parcialmente compensado por las mejores perspectivas a corto plazo de algunas economías de mercado emergentes y en desarrollo exportadoras de productos básicos. La rápida propagación del Delta y la amenaza de nuevas variantes han aumentado la incertidumbre sobre la rapidez con la que se puede superar la pandemia. Las decisiones políticas se han vuelto más difíciles, con un margen de maniobra limitado.

La recuperación económica mundial continúa en medio de una pandemia que resurge y que plantea retos políticos únicos. Las diferencias entre las recuperaciones previstas en los distintos grupos de economías han aumentado desde las previsiones de julio, por ejemplo entre las economías avanzadas y los países en desarrollo de renta baja. Mientras tanto, la inflación ha aumentado notablemente en Estados Unidos y en algunas economías de mercado emergentes. Al relajarse las restricciones, la demanda se ha acelerado, pero la oferta ha respondido más lentamente. Aunque se espera que las presiones sobre los precios disminuyan en la mayoría de los países en 2022, las perspectivas de inflación son muy inciertas. Estos aumentos de la inflación se producen incluso cuando el empleo está por debajo de los niveles prepandémicos en muchas economías, lo que obliga a los responsables políticos a tomar decisiones difíciles. Es necesario un fuerte esfuerzo político a nivel multilateral en el despliegue de vacunas, el cambio climático y la liquidez internacional para fortalecer las perspectivas económicas mundiales. Las políticas nacionales para complementar el esfuerzo multilateral requerirán una mayor adaptación a las condiciones específicas de cada país y una mejor orientación, ya que las limitaciones del espacio político se vuelven más vinculantes cuanto más dure la pandemia.

Lee más  ¿Cómo se desarrolla la política expansionista norteamericana?

Crecimiento del PIB por países 2021

En su prólogo, el Presidente del GBM, David Malpass, reflexiona sobre la evolución económica tanto alentadora como preocupante, empañada por numerosos riesgos y una considerable incertidumbre, y señala: «Frente a esta mezcla de noticias alentadoras y preocupantes, está claro que se avecinan tiempos difíciles para la economía mundial -y en particular para los países en desarrollo- a medida que el estímulo económico se ralentiza y las condiciones crediticias se endurecen. Poner a más países en una senda de crecimiento favorable requerirá una acción internacional concertada y un conjunto amplio de respuestas políticas nacionales.»

El crecimiento en el África subsahariana (SSA) alcanzó un 3,5% estimado en 2021, apoyado por un repunte de los precios de las materias primas y una relajación gradual de las restricciones sociales. No obstante, los brotes recurrentes del virus en varios países y las bajas tasas de vacunación frenaron el ritmo de la recuperación. Se prevé que el crecimiento se estabilice en un 3,7% anual de media en 2022-23, algo por encima de las proyecciones del pasado junio, pero insuficiente para revertir el aumento de la pobreza y las pérdidas de renta per cápita. Se espera que los lentos avances en materia de vacunación apuntalen sólo una recuperación gradual de la demanda interna, y los riesgos a la baja empañan las perspectivas. El desvanecimiento de los vientos de cola de los precios de las materias primas, la retirada de las ayudas políticas y el giro hacia la austeridad en algunos países para hacer frente a los crecientes niveles de deuda podrían frenar el crecimiento. Ampliadas por la pandemia, las debilidades anteriores, como la vulnerabilidad al cambio climático, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la violencia, también pesan sobre la recuperación en toda la región.

Lee más  ¿Qué es un gobierno de derecha?

Economía alemana 2021

WASHINGTON – La economía de Estados Unidos creció el año pasado al ritmo más rápido desde la presidencia de Ronald Reagan, recuperándose con resistencia de la breve pero devastadora recesión coronaria de 2020. El producto interior bruto de la nación -su producción total de bienes y servicios- se expandió un 5,7% en 2021. Fue el mayor crecimiento en un año natural desde el aumento del 7,2% en 1984 tras una recesión anterior. La economía terminó el año creciendo a un inesperado ritmo anual del 6,9% entre octubre y diciembre, gracias a que las empresas repusieron sus inventarios, informó el jueves el Departamento de Comercio.

Tasa de crecimiento del PIB

El producto interior bruto (PIB) real aumentó a un ritmo anual del 6,9% en el cuarto trimestre de 2021 (cuadro 1), según la estimación «anticipada» publicada por la Oficina de Análisis Económico. En el tercer trimestre, el PIB real aumentó un 2,3%.

La estimación del PIB publicada hoy se basa en datos fuente que están incompletos o sujetos a una nueva revisión por parte de la agencia fuente (véase «Datos fuente para la estimación anticipada» en la página 4). La «segunda» estimación para el cuarto trimestre, basada en datos más completos, se publicará el 24 de febrero de 2022.

El aumento del PIB real reflejó principalmente los incrementos de la inversión en inventarios privados, las exportaciones, los gastos de consumo personal (PCE) y la inversión fija no residencial, que se vieron parcialmente compensados por los descensos del gasto de las administraciones públicas, tanto federales como estatales y locales. Las importaciones, que se restan en el cálculo del PIB, aumentaron (cuadro 2).

Lee más  ¿Cuánto tarda Ikea en entregar una cocina?

El aumento de la inversión en inventarios privados fue liderado por las industrias de comercio minorista y mayorista. Dentro del comercio minorista, la inversión en existencias de los concesionarios de vehículos de motor fue la que más contribuyó. El aumento de las exportaciones reflejó el incremento tanto de los bienes como de los servicios. El aumento de las exportaciones de bienes fue generalizado, y los principales contribuyentes fueron los bienes de consumo, los suministros y materiales industriales y los alimentos, piensos y bebidas. El aumento de las exportaciones de servicios fue liderado por los viajes. El aumento del PCE reflejó principalmente un incremento de los servicios, encabezados por la asistencia sanitaria, el ocio y el transporte. El aumento de la inversión fija no residencial reflejó principalmente un incremento de los productos de propiedad intelectual que se vio parcialmente compensado por un descenso de las estructuras.